domingo, 5 de febrero de 2017

Lectura recomendada para "corredores": Correr, comer, vivir de Scott Jurek

Dicen que quien tiene un amigo, tiene un tesoro. Si a eso se le suma que es quien cuida con sus conocimientos de fisioterapia la traca que es tu cuerpo, vale más que un tesoro, no? Pero...y si aún por encima, se dedica a recomendarte libros inspiradores? Jo***, qué suertudo soy!

"Conocí" al bueno de Scott Jurek a través de Manel, que me prestó su libro "Comer, correr, vivir". Como siempre digo, podría meter aquí un flagrante copiar y pegar, pero lo que se valora es la charla entre un cafecito o una cerveza fresca, no? Pues allá voy.

Portada del libro. Indagando un poco, podéis encontrarlo en alguna biblioteca (lo digo por si sois tan punkarras como yo xD)

Scott es un ultracorredor. Punto. No voy a poner que es de montaña o no, no quiero hacer alusión a que es yanqui, Scott es él mismo y punto.
El libro llegó a mí en un momento en el que andaba algo perdido en un par de aspectos: mi obsesión por cubrir más distancia en las carreras (a mí no me va la velocidad) y mi recién estrenada, por el momento, condición de vegetariano.

El libro se divide, por decirlo de alguna manera, en tres partes: su vida personal, vida deportiva y recetas veganas de su propia cosecha.

Imagino que tendemos a idealizar la vida de los profesionales del deporte pensando en que tienen/han tenido una vida fácil, sin preocupaciones, en que lo único que han tenido que hacer es preocuparse de entrenar y cosechar laureles, guardar medallas en un desván y engordar la cuenta bancaria ganando competiciones.

Creo que este libro me sirvió para darme cuenta de que no es oro todo lo que reluce (y que más tarde también descubriría a través de un compañero). 
Scott no tuvo una vida fácil...no voy a contar nada, así irás a buscar el libro y lo leerás. 
Las competiciones las ganó, sí, pero no creáis que eso le ayudó a engordar su cuenta bancaria...de hecho, a pesar de colaborar con Brooks, nunca tuvo una solvencia económica muy grande. Y lo que ganó, desde luego, fue con esfuerzo.
Y la parte que más disfruté, lo reconozco, fue la culinaria. Como podía ser que alguien que corría ultras, lo hiciese alimentado mayormente sólo con vegetales? En ese momento, para mí fue muy chocante, llevaba meses con el vegetarianismo y aún no había experimentado mucho el cambio. Ahora, ya llevando algún tiempo como vegano (hablo bajo mi punto de vista, que no es absoluto ni condicionante para nadie) si que sé que es posible...pero eso me lo guardo para otro hilo si te interesa hehehe.

El compañero Scott disfrutando de un descanso :)

Para mí, un libro muy recomendable. Así que mi consejo de hoy es: no sólo se entrena moviendo el cuerpo, también hay que darle combustible al cerebro :) 
Espero que si lo lees, lo disfrutes y te enseñe tanto como a mí.