domingo, 1 de abril de 2018

Quiero ser tan...como yo!

 Mirarse al espejo no debería ser algo que nos hiciera perder demasiado tiempo. Como mucho, ver si nos cuelga un moco, si nos hemos peinado bien (yo ese paso me lo salto) o para no hacernos un estropicio en la barba al afeitarnos. Lo que no debería ser, bajo ningún concepto, es un fin.

Finalidad. Propósito. Motivación.

Cada uno le pone las palabras que más le gustan a lo que hace que tire del carro para adelante, sobretodo, en esos días en los que el carbonero se duerme a la hora de meterle combustible a la locomotora. 

Pero el único problema no es el espejo. Cuando él falla solemos acudir a las pantallas, de todos los tamaños y colores: televisiones, portátiles, smartphones y demás dispositivos. 
Cuando lo que vemos reflejado no nos gusta (porque claro, somos así de cafres y pensamos que eso es lo único que nos define) acudimos a otro sitio buscando referentes, alguien a quien seguir e intentar ser como él. O más bien, hay gente tan ciega que lo que quiere es ser él.

Por muy bien que te muevas nunca vas a ser Ido Portal. Pero no empieces a analizar todo al milímetro, la razón es muy simple: tú no eres Ido Portal.

Por mucho que te esfuerces en ser veloz como Usain Bolt...sabes como sigue, no? Nunca serás como él, porque Usain, amig@, es él, único.

Aunque te empecines en levantar miles de veces hierro y piedras no serás Hafþór Júlíus Björnsson, más conocido como Thor o La Montaña. Siento decepcionarte y decirte, que tal vez te quedes en ser El Montículo. No porque no le pongas empeño, ganas y sudor, sino porque tú eres tú, y él es él.

A estas alturas, creo que habrás entendido por donde van los derroteros. Pero tranquil@, no todo son malas  noticias. Has pensado en ser la mejor versión de ti mismo? Puedes llegar a ser tan veloz como te lo permita tu cuerpo. Tan fuerte como tus músculos se dejen moldear y aleccionar. Y moverte tan bien...como puedas hehe. Aquí el que escribe, se mueve como un tronco.

Encuentra tu potencial!

Una vez llegados a ese punto, pensarás...y para qué voy a querer ser mi mejor versión? Pues ese es tú trabajo, y esa es tu cabeza. 
Yo quiero ser tan fuerte como pueda porque si mi perro necesita que lo levante o asista, hay quiero estar para él.
Me moveré lo mejor que pueda para disfrutar todos los años que pueda de un cuerpo útil...y de sentirme útil.
Y veloz...no busco eso, y creo que muchos lo sabéis. Sacrifico la velocidad por fiabilidad, eficiencia y dureza.

En caso de que esto falle, os daré un referente a seguir, y los que seáis de mi quinta sabréis de quien hablo. David El Gnomo. Siempre decía: "soy siete veces más fuerte que tú, y veloz, y siempre estoy de buen humor". Analiza eso y piensa si no tienes todo de tu parte, a parte de pasarle la mano por la cara a los que te reten con mala intención...tu risa resonará potente en sus oídos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentarme aquí ;)