domingo, 3 de diciembre de 2017

Viendo las cosas desde otro ángulo

No sé si será el frío, o que últimamente estoy más perezoso de la cuenta para salir al exterior, pero lo que sí que ando es algo reflexivo.

En estos días en los que parece que todo marcha a un ritmo vertiginoso, como el de una locomotora que lleva la caldera a toda presión, a veces hacemos las cosas por seguir tirando adelante, sin pensar. 
Podemos seguir disfrutando de las mismas actividades, sin duda, pero podemos simplemente bajar un poco el ritmo o verlo desde otra perspectiva. El mantenerse activo no tiene porqué ser algo en dos dimensiones, lineal y aburrido. Una misma cosa puede ser un poliedro con múltiples cara por explorar.
Y si no que se lo digan a Pink Floyd, que vieron el lado oscuro de la Luna.

Os contaba en las últimas publicaciones que ando mucho más relajado pedaleando, simplemente saliendo a explorar el patio de casa y disfrutando del simple hecho de darle vueltas a las bielas (las que se mueven con los pies, y las que muevo dentro de la cabeza).
No tiene porque ser necesariamente malo, ni bueno; es solo otra forma de entender el ciclismo, la bicicleta o que cada uno lo llame como plazca. Lejos han quedado los días en los que la motivación era intentar cazar algún segmento en Strava, soñar con tener un KOM o lucir mi cuerpo apretadito que se adapta a los textiles sintéticos deportivos cual embutido. 
Ahora, en el presente, en lo único que pienso es en moverme todo lo que pueda, y por encima de todo, intentar disfrutar de esos momentos. 

Explorando uno de los márgenes del río Lérez. Hice un porteo épico! x)


Aprovechando también la época invernal, en la que a veces da un poco más de modorra aventurarse al exterior, uno se atreve a volver a nadar en una piscina, y es que no todo es correr o pedalear...hay más cosas. Así que os animo a experimentar con cosas que aún poniéndoos en esa situación ligeramente incómoda, a la larga, el dar algo nuevo a vuestro cuerpo (y por ende, cerebro) os lo agradecerá.

También esta temporada estoy pensando en qué hacer con este blog. Mantenerlo vivo? Meter cerrojazo? Incorporar cosas nuevas como recetas? Cierto que es mi especie de cuaderno de bitácora particular, y que no espero nada a cambio de él (ni soñar con lucrarme) ni de la gente que lo lee (que siempre os estaré agradecidos, sois los que le habéis dado el oxígeno), pero hay momentos en los que tengo la sensación de ir dando palos de ciego sin sentido...

Vuelvo a lo dicho, será el frío que me hace pensar más de la cuenta...
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentarme aquí ;)