domingo, 2 de julio de 2017

Un as en la manga: circuito de recuperación

El verano es una época complicada para todo el mundo en cuanto a entrenar se refiere: calor, las tapitas y las cervecitas, el pasar horas en la playa remojándose cual garbanzo, trabajos de temporada, estar de vacaciones. Sólo he citado algunos que se me han pasado por la cabeza así a bote pronto, pero cada uno tendrá sus motivos excusas para no dedicar siquiera unos minutos para fichar.
Sí, sí...si me seguís de hace algún tiempo, ya conoceréis el término fichar. Pero si acabas de llegar a mi bizarro talller social deportivo, el fichar es simple: moverse un algo cada día, una pequeña porción. No para estar estéticamente apetitoso para el resto, sino para estar saludable con uno mismo.

Si algo bueno tiene juntarse con un desequilibrado mental deportivamente hablando (un saludo bungarmano!), que no le importa investigar cosas nuevas y ser un sujeto de pruebas a la misma vez, es que en éste vasto mundo de acceso a información, se pueden encontrar auténticas perlas.
Ésta nos vino de la mano de un libro, Crossfit endurance para corredores, y la depravada mente tras esa obra en papel es Brian McKenzie.

Aquí el bueno de Brian yendo a buscar "quintos" al supermercado.

A modo de resumen y presentación, el Sr. McKenzie es un entrenador/gurú de Crossfit que en sus tiempo más mozos se dedicaba a hacer carreras de resistencia (ya sea a pie, sobre ruedas o chapoteando cual pez).
Debido a su pasado de atleta de resistencia, y su incursión en el mundo crossfitero, elaboró libros en los que predicaba con la máxima de dar más sufriendo menos.

Del libro citado más arriba, extrajimos un entrenamiento que él llama de recuperación, el cual aplica tras entrenamientos exigentes. Pero, que dándole una vuelta de tuerca más, y analizando, se puede aplicar como entrenamiento ligero en el que se trabaja gran parte del cuerpo (y se cumpliría con el objetivo que tenemos en mente: fichar).

He aquí la rutina del bueno de Brian, propone tres vueltas del siguiente "bloque":

- 10-12 abdominales
- 10-12 superman
- 10-12 flexiones
- 10-12 swings con kettlebell
- 10-12 sentadillas

Si no se tiene material o se quiere hacer en cualquier sitio, al no contar con la pesa rusa, se puede sustituir por una patada atrás (trabajando así la propiocepción y algo de cadena posterior). Y si uno se aburre de un ejercicio, pues puede sustituirlo por otro que le guste más (en vez de abdominales, planchas...por qué no?).
Si tres vueltas se nos hace muy liviano o corto (yo que soy un mediocre, me lleva un máximo de 12 minutos hacerlo en un día muy malo), podemos darle otra vuelta más.
Estamos muy quemados? Puedes centrarte en hacer un par de vueltas buscando la perfecta ejecución de cada movimiento.
Como siempre digo, el límite está en la imaginación y ganas de cada uno.

No cerrarse en una sola cosa y experimentar creo que está en la clave. El ofrecer variedad tanto al cuerpo como a la propia mente. A mí en su día Brian me llamó la atención por ser un tipo tatuado, con gafas de sol, que en los vídeos de Youtube de su canal salía corriendo con unas playeras Vans...así que, qué tenía que perder? Normalmente los locos son los más cuerdos, o los que tienen la chispa de la genialidad :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentarme aquí ;)