domingo, 28 de mayo de 2017

Qué has hecho hoy?

Hoy os quiero hablar de un concepto muy de oficina, pero que me encantó cuando me lo expusieron.

Un día, hablando con mi amigo (y también fisioterapeuta) sobre el estar fuerte y sano, para sentirse uno mismo bien y útil me dio uno de los mejores consejos que me han dado en años en términos de actividad física. Le comentaba que últimamente me encontraba muy pesado y débil, y que me costaba encontrar esas ganas de hacer algo en el día. Su respuesta fue simple, directa y clara: "hay que fichar cada día"

Llegados a este punto, hay que dejar un poco de lado la mentalidad y concepción que nos han querido inculcar, vender e imponer en todas partes. Que hay que "entrenar" duro cada día para obtener resultados y ser muy cool  a ojos de los demás, y sin olvidarse de entrar en el concurso de "pues yo hago más que tú".

Obviamente no todos los días se tienen las mismas ganas de hacer cosas, tenemos vidas que no nos lo permiten: trabajo, familia (con o sin hijos, con o sin compañeros peludos), quehaceres domésticos y un extenso etcétera. 
Pero, en mi opinión, la fórmula mágica es la siguiente: cada día, haz algo
Por poco que sea, aunque pienses que es irrisorio, es mejor que nada. 
Te gusta caminar? Sal a caminar veinte minutos, por ejemplo, antes de comer, en ese rato que tal vez te beberías una cerveza y te pondrías tibio a tapas. Correr? Sales de trabajar eléctrico y no consigues pegar ojo al llegar a casa...trota un rato, seguro que te relajas.
O no todos los días te apetece meterte cuatro horas de bicicleta entre pecho y espalda! Qué hay de malo en ir a hacer recados pedaleando? Todo movimiento suma :)

Los dos primeros de la fila ríen porque dicen que hoy hacen una sesión paleo


A parte de eso, hay cosas infravaloradas que también pueden hacerse en vez de lo citado anteriormente. Muchas personas viven encasilladas en el ejercicio aeróbico o en el que para estar fuerte hay que ir al gimnasio. 
Una sesión de gimnasia suave en casa, de quince minutos...hace milagros! Y hasta después sentirás que te mueves mejor. 
Te gusta bailar? Por qué no te pones tu música favorita y haces el indio veinte minutos por casa?

Todo movimiento ayuda y suma, a no sentirte tan rígido, a desahogarte físicamente y no por ello menos importante, mentalmente, y creedme, diez minutos cada día, a lo largo de la semana...se nota. 

Que después podéis hacer algo extra? Es algo que suma, no tiene por que ser excluido. Diez minutos de moverse por la mañana y un paseo por la tarde me parece un día redondo. 

Lo importante, como dice mi sabio compañero y amigo, es fichar cada día ;)