domingo, 5 de marzo de 2017

Buscando el Norte...verdadero o magnético?

Hacía ya tiempo que no me apuntaba a nada, más de medio año para ser exactos. La última fue en el trayecto largo de la Marxa de l'Escurçó, media maratón de montaña por la Vall d'Aro.
A pesar de correrla con mi amigo y compañero de equipo (qué? Aún no conocéis a los Asmatic Bros?) algo hizo clic en mi cabeza y crack en la rodilla izquierda. Digerida ya la experiencia, decidía no apuntarme en nada más, la competición no es para mí. 


Los Asmatics Bros durante la Marxa de l'Escurçó 2016.

Pero hace unos días me encontré a un colegón por la calle (un saludo Barbarroja!) y me comentaba que se hacía una carrera de orientación aquí al lado de casa, en la Illa das Esculturas, sitio por el que suelo trotar. 
Como había categoría de iniciación para adultos, no era una competición como tal, así que era probar algo nuevo y ver qué tal.

Llegaba con tiempo para que nos diesen una breve charla de como funciona la dinámica de ésta modalidad. Con un mapa y brújula, se fija un punto de salida y de llegada. Se designa un orden a unas balizas, por la cuales, pasaremos con una "tarjeta" a fichar. Obviamente, todo esto en el menor tiempo posible. Hay diferentes categorías según la distancia también, en nuestro caso era Sprint (vamos, apretar las muelas).

Tan contento estaba yo, que la única foto que hice fue de la tarjeta con la que "fichamos" en las balizas.




Fueron aproximadamente 2'6 quilómetros de distancia, pero los disfruté como nunca. El hecho de poder parar a registrarme en las balizas y mirar el mapa para ir hacia la siguiente conseguía tomar un respiro para correr a por la siguiente. 

Como ya nos avisó uno de los chicos de organización, es también muy importante leer la situación de la baliza (ya que puede estar algo escondida) y elegir el mejor trazado, ya que tomar un mal camino puede restarnos en tiempo. 

El hecho de añadir este factor, se me hace muy ameno el correr, además de estar centrado en ir a por la siguiente. 
Está claro que es importante ser rápido, resistente y estar en forma...pero no sé yo si es realmente el elemento clave y diferenciador en ello. 

Una actividad muy recomendable, la cual espero poder repetir en futuras ocasiones. Al fin y al cabo, lo importante es estar en movimiento, no?